Archivos Mensuales: diciembre 2011

La Revolución de un Rastrojo, Segunda Edición! letra más grande…..

La Revolución de un Rastrojo, Una Introducción a la Agricultura Natural

Masanobu Fukuoka

Editorial Germinal

Colección  Co-Crear

Libro ½ carta.     Lomo Cuadrado, Portada a color sobre Couché Brillante.

192 Páginas

$2.000.-

Descargar Libro

“Fukuoka practica un sistema de cultivo que él llama “agricultura
natural”. Aunque algunas de sus prácticas son específicas a Japón,
la idea que rige su método se ha aplicado con éxito alrededor del
mundo. Su sistema se encuadra dentro del ámbito de la permacultura.
La esencia del método de Fukuoka es reproducir las condiciones
naturales tan fielmente como sea posible de modo que el suelo se
enriquece progresivamente y la calidad de los alimentos cultivados
aumenta sin ningún esfuerzo añadido.
* No arar: de esta forma se mantiene la estructura y
composición del suelo con sus características óptimas de
humedad y micronutrientes.
* No usar abonos ni fertilizantes: mediante la interacción de los
diferentes elementos botánicos, animales y minerales del suelo,
la fertilidad del terreno de cultivo se regenera como en
cualquier ecosistema no domesticado.
* No eliminar malas hierbas ni usar herbicidas: éstos destruyen los
nutrientes y microorganismos del suelo, y sólo se justifican en
monocultivos. Pero Fukuoka propone una interacción de
plantas que enriquece y controla la biodiversidad de un suelo.
* No usar pesticidas: también matan la riqueza natural del suelo.
La presencia de insectos puede equilibrarse en un cultivo.
* No podar: dejar a las plantas seguir su curso natural.
Estos radicales principios de trabajo se basan en una filosofía de no
hacer (Wu Wei) , o más exactamente no intervenir o forzar las cosas.
Fukuoka alcanzó un grado de comprensión de los microecosistemas
del suelo, que ha ideado un sistema de trabajo que libera de laboreo y
esfuerzos innecesarios de la agricultura conocida. Su método, que el
llama Agricultura Natural , se basa en empezar dando y luego recibir
de forma natural , en lugar de exigir a la Tierra hasta agotarla.”